Aransbur, espacio propio para romper barreras

MARTA CASADO / Burgos
www.elcorreodeburgos.com

Un cambio administrativo de titularidad del inmueble María Cristina, ubicado en el barrio de Fuentecillas, ha servido para que la subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, conozca que las palabras, decisiones y discusiones que se viven en el Congreso de los Diputados de Madrid se hacen entender a personas con dispacidad sensorial desde Burgos. El Consejo de Ministros del pasado 3 de diciembre aprobó la cesion de este inmueble a la Asociación para la Reeducación Auditiva de Niños Sordos de Burgos (Arans-Bur) que ocupa este inmueble desde hace más de 30 años. «Con la titularidad podremos acometer reformas si encontramos financiación con más facilidad y con menos trámites burocráticos», afirmaba durante la visita el gerente de la asociación, José Luis Arlanzón.

La asociación cuenta con dos acciones básicas. Por un lado la educación y estimulación de niños con problemas auditivos y el apoyo a sus familias y, por otro, la inserción laboral de personas con discapacidad auditiva. En este último apartado destaca la puesta en marcha, desde el año 2000, de la empresa Mira lo que te digo, MQD, que se ha convertido en líder nacional en el desarrollo de productos dirigidos a la supresión de barreras de comunicación. Esta organización emplea a siete personas, el 90% con discapacidad sensorial, que se encargan de hacer entender a la población con deficiencia sensorial películas, documentales, asambleas de accionistas de grandes corporaciones empresariales etc. «Hacemos un poco lo que nos piden desde la transcripción posterior al acto, in situ o en directo desde nuestra sede en Burgos», afirma Arlanzón quien asegura que «fuimos pioneros en este ámbito pero a través de la red de accesibilidad española ya se aplican este tipo de iniciativas en Levante, Andalucía, Asturias y Cataluña».

Aún así, desde Burgos se sigue retransmitiendo para personas sordas (mediante lenguaje de signos y subtitulado) las sesiones del Congreso de los Diputados que vemos en la conexión de televisión del Parlamento o en las emisoras que lo retransmiten. Una función que también realizan para el Parlamento Europeo, la Asamblea de Madrid o el Senado. También se subtitulan películas o programas de televisión sobre los que dos personas con discapacidad visual transcriben las palabras que escuchan en letras. A pesar de su alto grado de concentración la velocidad de algunas presentadoras con casi 200 palabras por minuto, o de los políticos, con algunas menos, suponen un problema si la ‘traducción’ se realiza en directo.

Aunque los nuevos museos de Burgos no figuran en su lista de clientes, Aransbur ha elaborado sistemas de universalización sensorial del contenido del Museo Numantino de Soria, el Museo de Mérida o el Reina Sofía. También serán los encargados de retransmitir, para la población que no escucha, la próxima Gala de los Goya o la cada vez más próxima visita del Papa Benedicto XVI a Madrid en la Jornada Mundial de la Juventud. Éstos serán sus próximos proyectos aunque también estarán presentes en Fitur cuando el Ayuntamiento de Ibiza presente, el próximo lunes, sus nuevas guías turísticas subtituladas y con lenguaje de signos que se pondrán descargar en la web o en los dispositivos móviles de los posibles usuarios. «Los nuevos soportes tecnológicos suponen una oportunidad para eliminar las barreras sensoriales que aún existen aunque la sociedad se haya relajado en cuestiones vinculadas al aislamiento comunicativo», ha afirmado José Luis Arlanzón durante la visita de la subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, que se mostró «sorprendida por el trabajo que se desarrolla en este centro».

Top