La UBU ayudará a la integración de niños sordos

convenio_sordos.jpg

El rector de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo, y la presidenta de la Asociación para la Reeducación de Niños Sordos de Burgos (Arans-Bur), Inés Vivar, firmaron ayer un acuerdo de colaboración cuyo fin último es incrementar la integración de los niños y las niñas sordas de la provincia.

Con este acuerdo, ambas entidades se plantean establecer un marco de colaboración para el desarrollo de un programa de voluntariado en el que estudiantes extranjeros, que se encuentren temporalmente en la Universidad de Burgos en programas de intercambio internacional (como Erasmus u otros) puedan ayudar a estimular, a través del juego, las competencias lingüísticas en una lengua extranjera, especialmente inglés, para niños y niñas con sordera.

Dichas actividades lúdicas se realizarán en un entorno familiar (hogares de las familias) o en la propia asociación. Este acuerdo tiene el propósito de atender a personas sordas, suprimir barreras de comunicación y velar por una educación de calidad para estos niños y niñas.

Arans-Bur lleva desde 1977 cubriendo las necesidades de las personas sordas en las distintas etapas de su vida, desde la detección precoz de la hipoacusia, pasando por proyectos de integración educativa, como el comedor escolar del Centro Mª Cristina; proyectos de formación y empleo, de investigación, intercambios europeos de jóvenes, actividades de ocio y tiempo libre, y todos ellos, acompañados siempre de la estimulación auditiva, la atención temprana, la rehabilitación del lenguaje, la logopedia y el apoyo escolar de los niños con deficiencia auditiva, así como el asesoramiento a sus familias.

Fuente: Diario de Burgos

Top