Verano Activo 2010

ARANSBUR, consciente de las necesidades de las familias en la temporada estival cuando padres y madres trabajan pero sus hijos e hijas no tienen “cole”, decidió poner en marcha VERANO ACTIVO durante las mañanas del mes de julio del año 2010.

El programa VERANO ACTIVO de ARANSBUR pretendía alcanzar dos objetivos:

  • Conciliar la vida familiar y laboral de las familias de la asociación.
  • Propiciar espacios de aprendizaje no formal a través de actividades de ocio y tiempo libre.

VERANO ACTIVO alterna las sesiones de logopedia necesarias para los niños con deficiencia auditiva, con talleres y salidas para descubrir nuestra ciudad y su rico patrimonio artístico y cultural, al mismo tiempo que hemos acercado a la ciudad las demandas de nuestros niños y niñas sordos.

Hemos visitado los espacios emblemáticos de Burgos: monumentos, museos, exposiciones…, aprovechando todos los recursos que la ciudad prestaba esos días a toda la ciudadanía: teatro de calle con motivo de las fiestas patronales de Burgos, talleres de barro en la Feria de Artesanía COARTE, taller “Bailando en la calle” gracias al Festival Internacional de Folclore Ciudad de Burgos, exposición sobre las ranas en el Aula de Medio Ambiente, taller artístico en el Centro de Arte Contemporáneo, visita guiada en el recién inaugurado Museo del Libro, taller “Peregrino Jones” en el Museo Arqueológico de Burgos, etc.

Gracias a muchas instituciones y profesionales hemos aprendido un montón de cosas al tiempo que nos hemos divertido con los talleres, manualidades, juegos, y hasta en la piscina que montamos en el Centro María Cristina.

Verano Activo ha reunido a 50 personas, voluntarios, profesionales y niños (37), niños sordos, hermanos y amigos que han participado, aprendido y disfrutado de un verano diferente. Un sinfín de experiencias inolvidables que, a buen seguro, querrán repetir el verano que viene.

Además de los objetivos que cubre este programa, conciliar y aprender, hemos podido comprobar que VERANO ACTIVO ha conseguido un reto aún mayor, integrar a hermanos sordos y oyentes en actividades conjuntas, compartiendo juegos, ilusiones y diversión, poniendo en valor al hermano sordo y acercándole a sus otros hermanos y amigos oyentes. Ha sido una experiencia muy positiva para las familias.

Desde ARANSBUR, pese a los recortes económicos que anuncian las administraciones y el importante volumen de recursos que estas actividades consumen, consideramos prioritario el tema del ocio y tiempo libre. La alta participación y el alto grado de satisfacción por parte de todos los implicados, nos animan a seguir apostando por iniciativas como ésta. ¡GRACIAS A TODOS!

Revista Verano Activo 2010Galería de Imágenes

Han colaborado:

Top