ARANSBUR cuenta con una espaciosa sede ubicada en una finca con jardines y camino alrededor. El devenir de la entidad ha incrementado el número de servicios y el número de personas atendidas por lo que las vías de acceso se han visto dañadas por el paso del tiempo y de los numerosos vehículos que transitan a lo largo del día, provocando socavones que limitan la seguridad y accesibilidad de usuarios con limitaciones físicas o visuales. Charcos, socavones y piedras ponen en peligro la seguridad de las personas que atendemos, y de los trabajadores con deficiencia física y visual que diariamente vienen al centro. El asfaltado mejorará la seguridad de las instalaciones.

Por otro lado, la deficiencia auditiva comporta una serie de limitaciones que fundamentalmente afectan al plano informativo, lo que está unido a problemas sociales, por desconocimiento o malinterpretación de información, así como una deprivación informativa que reduce las posibilidades de participación social. Gracias al proyecto, las personas sordas contarán con información accesible y con espacios abiertos donde se genere debate y espíritu crítico y participativo.

actividad lúdica en el exterior

El proyecto PISANDO FUERTE se dirige a sentar bases para el fortalecimiento de sus tres ejes: las familias (el acceso a la sede es un problema que afecta a todos los usuarios, pero, en especial a las familias y profesionales que diariamente acuden al centro), los niños “las bases”, los niños y niñas sordos de edades tempranas, que a través de nuevas herramientas de estimulación, sienten las bases neurolingüísticas para iniciar el despegue hacia una vida lo más normalizada posible, y los jóvenes, que se enfrentan a multitud de estímulos, ofrecerles una guía informativa, seria y documentada, que les permita situarse en el mundo como un ciudadano más, comprendiendo conceptos que no les han sido explicados, y ofreciendo una vía para la respuesta a sus preguntas, de manera que puedan PISAR FIRME y participar sin miedos ni prejuicios. Por último, los encuentros para intercambiar información y experiencias entre jóvenes, familias y profesionales son un medio indispensable para fortalecer el movimiento asociativo.

Objeto del proyecto

Fortalecimiento de nuestros usuarios a través de tres vías: mejorando las infraestructuras, estimulando las capacidades y potencialidades del niño sordo y promoviendo la participación y el pensamiento crítico de los jóvenes sordos. Se estructura en tres ejes: el primero de dirige a la rehabilitación de exteriores mejorando el firme de acceso a la sede mediante su asfaltado, el segundo se dirige a las bases, como son nuestros niños y niñas de atención temprana y logopedia, actualizando mediante inversiones en equipamiento informático los soportes que permitan una estimulación auditiva y del lenguaje adaptada a los nuevos avances tecnológicos, y por último, utilizando las redes sociales para informar a los jóvenes sordos estimular su espíritu crítico y su participación social, a través de noticias de actualidad accesibles y con foros de participación abiertos en los que expresar su punto de vista y sean “escuchados” por la sociedad.

 

Fundación ONCE