El movimiento CERMI pide a la UE fondos adicionales ante el coronavirus, teniendo presente a las personas con discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y la Fundación CERMI Mujeres (FCM) han pedido este miércoles a la Unión Europea fondos adicionales para hacer frente a la pandemia de coronavirus, en los que se debe tener en cuenta de manera especial a los grupos sociales más vulnerables, como es el caso de las personas con discapacidad o mayores.

Así lo han puesto de relieve la directora ejecutiva del CERMI, Pilar Villarino, y la vicepresidenta ejecutiva de CERMI Mujeres, Ana Peláez, durante una reunión telemática con la europarlamentaria española Maite Pagazaurtundúa, miembro del Intergrupo de Discapacidad del Parlamento Europeo.

Las representantes del movimiento CERMI han alertado de que hay “un problema grave en las residencias y centros de personas con discapacidad, que precisan con urgencia de personal de apoyo, medios técnicos, limpieza y desinfección y test de diagnóstico”, al tiempo que han advertido de que cualquier discriminación que se produzca contra personas con discapacidad en el acceso a tratamientos atenta contra la Convención Internacional de la Discapacidad de Naciones Unidas.

Tanto la FCM como el CERMI han pedido que todas las medidas que se adopten tengan en cuenta la doble perspectiva de género y discapacidad, con el fin de que las mujeres y niñas con discapacidad no se vean perjudicadas de manera más intensa. En este sentido, han exigido que se proteja de manera adecuada a los cuidadores de personas con discapacidad o en situación de dependencia, que mayoritariamente son mujeres.

VIOLENCIA MACHISTA

Del mismo modo, han instado a que desde la UE y los Estados miembro se preste especial atención a todas las formas de violencia machista y abusos, a las que la población femenina con discapacidad está más expuesta, en general, y durante una situación de confinamiento, en particular.

En suma, ambas entidades han exigido que las instituciones comunitarias se impliquen más en la lucha contra la actual crisis de salud pública y han lamentado que por el momento, especialmente, “la Comisión Europea no esté a la altura”.

Eso sí, tanto el CERMI como la FCM destacan la receptividad de la eurodiputada Maite Pagaza con todas las cuestiones relacionadas con las personas con discapacidad y sus familias.

En el encuentro, Pagazaurtundúa ha señalado que la agenda de la Eurocámara “prácticamente se ha paralizado” para hacer frente a la pandemia y ha subrayado que este mismo jueves se dará un impulso desde el Parlamento Europeo a la movilización de recursos económicos. Igualmente, Pagaza ha pedido a las organizaciones de la discapacidad que trasladen a la Eurocámara las situaciones de discriminación de las que tengan conocimiento.

Por último, se ha acordado mantener la interlocución permanente, no solo con el movimiento CERMI, sino con el Foro Europeo de la Discapacidad (EDF, por sus siglas en inglés). En este sentido, se ha pedido que el prontuario del CERMI con recomendaciones para garantizar los apoyos necesarios ante la crisis de coronavirus se difunda en inglés a todos los países de la UE y a las instituciones comunitarias.

Comparte esta noticia:

scroll to top

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Las cookies se encuentran bloqueadas. Si no las aceptas, no podrás ver algunos de los contenidos de esta web. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar